Casos de estudio: plataformas complementarias para el e-learning

La comprensión de una tendencia suele darse a través del análisis de experiencias concretas. Presentamos algunos proyectos formativos en los que se han implementado Facebook, NING, Linkedin, Second Life, You Tube y Twitter, como herramientas de apoyo a procesos gestión del conocimiento.
“Estas herramientas tienen un valor fundamental en este momento, ya que son de uso muy extendido y, especialmente, dentro de un sector de población joven. Esto le da un valor fundamental, en la medida en que podemos estar trabajando dentro de entornos familiares o muy familiares para el usuario, en donde se puede mover con libertad y con una actividad que se va desarrollando de manera espontánea entre los usuarios”, explica José María Calés, director del curso de “Experto Profesional en Diseño, Gestión y Dirección de Proyectos de B-Learning” de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
“En especial, algunas herramientas como Facebook, presentan una navegación horizontal y no en árbol, como ocurría hasta ahora en otros escenarios. Esto es más sencillo e intuitivo, facilitando el acceso a la información sin tener que abrir miles de páginas e ir por decenas de enlaces antes de encontrar lo que queremos. De todas formas, la experiencia me dice que en este universo de desarrollos, siempre el éxito depende de los objetivos claramente marcados y del uso razonable que queramos hacer de todas estas herramientas y espacios. La metodología y los objetivos deben estar siempre por delante de la tecnología. La tecnología es nuestro medio, nuestro instrumento, la metodología y los objetivos son nuestro fin”, subraya el catedrático español.
Al ser consultado sobre la utilización de Facebook, Twitter, Linkedin, Elgg, Google apps, Ning y Second Life, en ámbitos educativos y corporativos, las socias directoras de Net Learning, Susana Trabaldo y Nancy Piriz, consideran que Ning y Elgg permiten armar redes cerradas propias de las organizaciones, como comunidades de práctica, con repositorios de datos, imágenes, intercambio de experiencias, etc.
“Con respecto a Second Life, nuestra experiencia nos demuestra que sigue siendo el espacio ideal para el aprendizaje experiencial, a través de juegos o simulaciones, el aprendizaje basado en la resolución de situaciones problemáticas que se da al aplicar competencias de acción que se requieren al estar inmerso en una situación bien contextualizada. Por su parte, Twitter permite estar compartiendo información, dialogar ágilmente y desde cualquier lugar. Mientras que las aplicaciones de Google permiten crear grandes espacios de trabajo colaborativo a través de ‘la nube’, que sincroniza la actualización de producción en formato texto y de presentaciones”, analizaron las expertas argentinas.
Para Omar Villota Hurtado, presidente de Red ICI, lo fundamental es la creación de entornos colaborativos educativos mediante ambientes personales de aprendizaje. “Se trata de experimentar nuevas rutinas de aprendizaje y enseñanza, sustentadas en la creación colectiva para la generación de conocimiento cuya riqueza se centra en la participación, el estimulo al aprendizaje y al trabajo entre pares”, asevera. 

Caso Languageway

La empresa Languageway, Escuela Online de Idiomas , utiliza dos tipos de redes con su comunidad de estudiantes, como parte de su estrategia de comunicación:
  1. Red Cerrada o Interna: Students’ Community. Se trata de un espacio diseñado para que todos los alumnos de la escuela, tanto aquellos que estudian español como quienes aprenden inglés, tengan más oportunidades de aprender y socializar en un espacio diferente. Su objetivo es social y didáctico, y propicia el aprendizaje colaborativo.
    Una tutora dinamizadora está a cargo del seguimiento de esta comunidad, que se va renovando semanalmente.
    Crucigramas, vídeos, música y actividades lúdicas sobre temas variados son sólo algunas de las opciones con que el estudiante cuenta para poder seguir practicando el idioma que está aprendiendo en un entorno relajado y distendido.
    La Escuela además va proponiendo encuestas breves a los participantes para conocerlos más y poder ofrecerles propuestas satisfactorias ajustadas a sus intereses.
    Ocasionalmente se vincula completamente con un tema específico que pretende homenajear y trabajar desde diferentes ángulos: música, culturas, arte, entre otros.
    La Students’ Community ofrece también una cafetería online para comunicarse con hablantes nativos del idioma que cada uno aprende. ¿Por qué no escribirle hoy en inglés a un colega norteamericano para practicar inglés y unas semanas más tarde recibir respuestas en español para ambos aprender colaborativamente? 
  2. Red Abierta o Externa: Facebook, Twitter, LinkedIn. Estas redes son abiertas, participan todos aquellos que desean sumarse. Se utilizan para comunicar novedades, dar a conocer las publicaciones en el blog, realizar actividades breves y dinámicas, basadas en los intereses que se van detectando en los miembros.Entretenimiento, aprendizaje, comunidad y comunicación son cuatro de las tantas palabras que definen estos excelentes espacios para el encuentro y el crecimiento en el idioma que Languageway ha dispuesto para su comunidad.Proyecto Facebook como plataforma pedagógica “Estábamos hartos del pacto pedagógico cínico que existe y que dice: los docentes hacen como que enseñan y los alumnos hacen como que aprenden. Dijimos, vamos a reinventar el aula universitaria y ese fue el Proyecto Facebook”, declaró el académico de la Universidad de Buenos Aires y ex director del portal educativo argentino Educ.ar, Alejandro Piscitelli, durante la reunión anual de la Red Latinoamericana de Portales Educativos (Relpe), celebrada recientemente en Santiago de Chile. El proyecto consistió en utilizar la popular red social como plataforma pedagógica. Primero se implementó entre estudiantes de la Universidad de Buenos Aires -en el marco de su curso sobre “Introducción a la Informática, a la Telemática y al Procesamiento de Datos”- y luego entre alumnos secundarios de la Escuela Nacional Domingo Faustino Sarmiento. La propuesta hizo foco en que las escuelas se abrieran a las tecnologías que sus alumnos usan habitualmente para divertirse, aprovechándolas para el proceso educativo. “Cada grupo tenía su sitio, donde transcurrían las discusiones, planeaban el trabajo, subían sus avances, veían el trabajo de los demás, etc. Calculamos que un trabajo de este tipo implica cinco a 10 veces más de tiempo de parte de docentes y alumnos”, dijo el académico. “Todos los informes debían ser productos audiovisuales, los subían a YouTube y tenían un enlace con la página en la red social”, explicó. “Facebook no es una plataforma de encuentro de amigos, es una plataforma de convivencia y cooperación alternativa al sistema educativo. Por eso la reacción de este sistema es cerrar, cortar, negar, desvalorizar, amenazar; porque lo que ve es que le apareció un enemigo donde menos lo esperaba”, disparó el experto en una entrevista realizada por el diario El Mercurio. “Creo que lo que estamos viviendo son vidas paralelas, en que el sistema educativo funciona por un riel y las redes sociales van por otro. Y ambos compiten por el tiempo de atención dentro del aula. Entonces, ¿qué hacer?”, se preguntó Piscitelli. Su respuesta a este interrogante claramente fue el proyecto Facebook como plataforma pedagógica, que en sus propias palabras: reinventó el aula universitaria –inicialmente- y luego secundaria, aunque el experto también aseguró que se podría implementar en el nivel primario. “Sólo reintrodujimos el momento de placer dentro de la sala de clases”, subrayó, para luego apuntar el fin de la era de los “ridículos papers, que son copy-paste de todos los autores de la literatura, con citas horribles”.
En palabras del propio Alejandro Piscitelli, ahora el producto es audiovisual, como la cultura cotidiana de los alumnos.

Caso Asociación de Concesionarias de la República Argentina

ACARA e-learning, la propuesta de capacitación online de la Asociación de Concesionarias de la República Argentina, ha sumado en 2011 el uso de las redes sociales Facebook y Twitter para facilitar la socialización entre sus cursantes. Una interacción que ha reforzado de un modo especial los vínculos que se crean en los cursos, según explican Nancy Piriz y Susana Trabaldo, socias directoras de Net Learning, empresa responsable de la implantación.
“La estrategia fue muy acertada ya que los beneficios están a la vista: un mayor disfrute por participar de la capacitación y fidelización de los participantes a raíz de la creación de un sentido de pertenencia”, señalaron las especialistas. “Las actividades publicadas en las redes estimulan la participación. Se han creado tests interactivos relacionados con eventos, con videos, y también se iniciaron debates sobre publicidades o temas destacados sobre el rubro; se han incorporado adivinanzas. Por otra parte, el humor es siempre bienvenido justo para despedirse los viernes y anticipar un fin de semana con toda energía”, comentan las ejecutivas.

Experiencia desarrollada por Llorens y Capdeferro

El profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), y asesor en estrategias de introducción y uso del e-learning en la formación corporativa, Roberto Hernández Soto, nos describe una experiencia sobre el uso de Facebook, llevada a cabo por los profesores Francesc Llorens y Neus Capdeferro, en el marco de la asignatura “El aprendizaje basado en actividades colaborativas virtuales”, perteneciente al Máster Universitario en educación y TIC (e-learning) de la UOC. Ver artículo Posibilidades de la plataforma Facebook para el aprendizaje colaborativo en línea.
“El objetivo de la experiencia ha sido generar conocimiento sobre las posibilidades de Facebook para el desarrollo de actividades de aprendizaje colaborativo en línea”. Para ello, se realizó un plan de trabajo que incluyó los objetivos y actividades a realizar, y que posteriormente fue implementado y evaluado tanto desde el punto de vista tecnológico como pedagógico”, explica Hernández Soto.
Como conclusión de la iniciativa, los autores afirmaron que “desde el punto de vista de su concepción y del grado de desarrollo de las herramientas nativas que incorpora, Facebook no es la mejor opción para implementar proyectos de trabajo colaborativo, sobre todo si estos presentan exigencias elevadas de control del tiempo, organización de la información y flexibilidad en la gestión de las tareas”.
Sin embargo, concluye el artículo: “incluso careciendo de una auténtica orientación hacia los proyectos colaborativos (no es esa la vocación original de Facebook), la altísima implantación de la red, su conectividad externa, el enriquecimiento exponencial de los proyectos abiertos, los innovadores enfoques del aprendizaje a los que es capaz de prestar soporte y su capacidad para fomentar el aprendizaje inclusivo, hacen de Facebook una opción digna de considerarse seriamente a la hora de plantear experiencias de trabajo colaborativo en línea”, destacan Llorens y Capdeferro.
Para Roberto Hernández Soto, esta experiencia demuestra que es necesario un análisis profundo de cada herramienta, de cada entorno, para valorar sus posibilidades educativas que, sin duda, están presentes, con mayor o menor aplicabilidad, en todas las tecnologías de la web social. “Este análisis y las decisiones que se tomen a la hora de conceptualizar y diseñar una acción formativa, marcarán la diferencia entre un uso meramente instrumental de la tecnología o, por el contrario, un uso efectivo que logre aprovechar las posibilidades de cada herramienta para conseguir las intenciones educativas previstas”, asegura.

Caso Escuela Nómada: twitter for learning

Juan Carlos Meléndez Calvo, Community Manager Red de Aprendizaje, nos comenta que ha participado personalmente de una experiencia experimental abierta de utilización formativa de intercambio de experiencias, promovido por un grupo de 
educadores peruanos, desarrollada en Twitter y armonizada con Facebook.
El taller Twitter for e-learning fue organizado por la Escuela Nómada y entre las conclusiones preliminares del proyecto que comparte Meléndez Calvo con América Learning & Media, se encuentran las siguientes:
  • La utilización de ambientes abiertos no debe apartarnos del objetivo de enseñanza-aprendizaje, por tecnicismos en el uso y los códigos de comunicación del medio virtual.
  • Tienen que darse ciertas condiciones en el proceso de enseñanza-aprendizaje, respecto al educador, alumno, contenido educativo y medio telemático. Solo por citar un ejemplo, el educador tiene que estar muy habituado a las herramientas de Twitter y Facebook, de manera similar a los alumnos, para que el proyecto sea exitoso.
  • Enorme potencialidad de ampliar perspectiva de enseñanza-aprendizaje global y colaborativa.

Prácticas con NING en Uniminuto

“Estamos convencidos que es en esta etapa de la educación donde se puede fortalecer un sentido de análisis crítico y propositivo de los medios y donde se puede entender la comunicación y las nuevas tecnologías como herramientas de transformación en los procesos de aprendizaje. Actualmente en Uniminuto contamos con una red de colegios, diez de ellos públicos y dos privados, con los que realizamos experiencias de innovación pedagógica con énfasis en los medios de comunicación”, relata Carolina Mejía, coordinadora de Medios Escolares de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la universidad Uniminuto (Bogotá.-Colombia).
“Contamos con una red social en NING, denominada Vibraciones Escolares donde incorporamos todas las evidencias y contenido del trabajo adelantado. La intención es construir conocimiento en red y dar a conocer nuestras experiencias”, informa la especialista.

Proyectos EPERe-PORT y EPERe-PORT-II

Las posibilidades que ofrecen el uso de este tipo de herramientas y servicios, como Facebook, Twitter, Linkedin, Elgg, Google apps, Ning y Second Life, en proyectos educativos son enormes, ya que permiten a los alumnos conectar con otras personas o grupos interesados en la misma temática, y por tanto el intercambio de todo tipo de conocimientos y experiencias. Así lo ve Sebastián Torres Toro, responsable de e-LearningTadel Formación, quien destaca que “lo más interesante es que el alumno pueda seguir participando activamente en este tipo de redes de conocimiento, una vez que finaliza su educación de carácter formal, ya sea educativa o corporativa”, puntualiza.
“En varios proyectos que he coordinado, denominados EPERe-PORT y EPERe-PORT-II, hemos analizado precisamente las posibilidades de integración de estos servicios en Moodle 2.0, conjuntamente con el uso de los e-portfolios como herramienta de evaluación”, informa el experto español.

Otras experiencias

Como antecedentes de trabajo en el marco de esta tendencia de incorporación de plataformas complementarias a las plataformas tradicionales, Omar Villota Hurtado refiere los casos de implementación del Ministerio de Educación de Colombia, ocurridos en el año 2007, que estuvieron dirigidos inicialmente a docentes de educación superior. Iniciativas que pusieron en juego conceptos emergentes como el e-learning 2.0 y el conectivismo.
En una entrevista efectuada en esta 6º edición de America Learning & Media, la directora del Centro de Innovación en Tecnología y Pedagogía (CITEP) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Carina Lion, manifiesta su entusiasmo con las propuestas que incorporan las redes sociales en la enseñanza. “En la Cátedra Fundamentos de Tecnología Educativa de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, la profesora Mariana Maggio llevó a cabo este año una experiencia sumamente rica en la que los alumnos de la licenciatura en educación, de manera espontánea, continuaban las discusiones de los temas de clase en las redes sociales. Eso suma mucho, cuando se tiende un puente para el análisis respecto de uso de dichas redes”, relata la experta.
Por su parte, José María Calés comenta que conoce experiencias de algunas instituciones en comunidades autónomas de España. “Los proyectos han tenido resultados variopintos. En algunos casos el éxito ha sido un auténtico fracaso, y no por las posibilidades de las herramientas en sí, sino por los problemas que han derivado del mal uso que los usuarios. Por otra parte, hablar de casos de éxito es un poco arriesgado. ¿Quién establece que un caso es de éxito no lo es? No depende sólo del volumen de visitas o de usuarios, sino de un estudio profundo, sistemático y riguroso de los resultados, uso y cumplimiento de objetivos y adecuación de la metodología”, apuntó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cataluña

La sala de destierro